Otros aires en el bus.


40 grados en la calle, sudores en todos los poros de la piel.
Entras en el autobús. Mmmm, en la 2ª fila, una señora con la piel sonrosada se afana por colocarse bien el pañuelo.
Un par de asientos más atrás, una abuelilla con la chaqueta de lana bien sujeta.
Y por último, un conductor sonriente con la ventana abierta de par en par.
Lo mejor es levantar la vista, a ver cuántas ventanas están abiertas, de forma estratégica, creando una corriente de aire que no anula el aire acondicionado, sino qué crea una doble sensación de polo Sur.
Nos colocamos cerca de la puerta trasera, y parece que no hace frío… pero…en estas… viene una señora con su carrito de bebé.. y te quedas sin el único lugar libre de aires.
Conclusión ¿Quién va agusto y sonriente?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: