Juan Carlos I, Rey de España


Después de dejar pasar unos días de polémicas, falsos consejos y posicionamientos interesados, tratamos el tema del Rey. Como sabéis, todos estos comentarios que hago son subjetivos, pese a que siempre intento aportar datos objetivos; que cada uno tenga su opinión y la exprese cuando quiera.

En estos momentos de crisis múltiples (económica, institucional, política, de prestigio internacional o de valores) el Rey representa de modo inequívoco el interés de todos los españoles. El prestigio ganado durante todos los años que lleva el nombre de España ha sido siempre moneda de cambio para las demás naciones, sobre todo en los países árabes y América.

Como olvidar las múltiples visitas de los Reyes y el Príncipe a la mayoría de países de América Latina. Allí, pese a los intentos de algunos de recordar a Cristobal Colón, pero por “la invasión colonial”, la familia Real goza de muy buen prestigio.

La Familia Real (sobre todo D. Juan Carlos) es uno de los puntales importantes en las relaciones de España con los países árabes. Recordemos sólo las gestiones que realizó su Majestad ante Arabia Saudí y que permitieron a Renfe y varias empresas más ganar el concurso del tren de la Meca frente a una oferta de origen francés, que siempre ha sido beneficioso por cultivar una buena relación comercial con ellos.

Algunos de los argumentos utilizados para la supresión de la Monarquía se caen por su propio peso y por la ideologización de aquellos que usan la caída de la Monarquía como paso a un régimen totalitario, de izquierdas por supuesto, y de cara a la eliminación de todo vestigio de Iglesia, Monarquía, Ejército, o cualquier otra “fuerza opresora” . Proponer el debate de Monarquía o República no es en sí mismo perjudicial, pero sí que los impulsores del mismo vean a la Monarquía como un enemigo y no como una forma más de organización del Estado (guste o no).

También se basan en el coste que tiene la Monarquía. Evidentemente casi 10 millones de Euros es mucha cantidad, pero si analizamos las cuentas que se han hecho públicas hace unos meses, el sueldo del Rey es de unos 250.000 euros al año, una cantidad razonable para el trabajo que se desempeña, sobre todo comparando con salarios de ejecutivos de empresas de medio y gran tamaño. En la suma del dinero destinado anualmente a la Casa Real se incluyen gastos de las nóminas de todo el personal de la Zarzuela, así como los gastos habituales de “intendencia”.

Comparando los gastos anuales, a 4 ó 5 años vista, con el presupuesto que supondría unas elecciones a Presidente de República, en gastos a Partidos Políticos, sueldos, publicidad, campañas electorales o mantenimiento anual del personal de su Presidencia, nos lleva a pensar que tampoco es tanto el ahorro. Además, en muchos casos, parte del personal asignado a la Casa Real se ocupa del mantenimiento de los distintos edificios de Patrimonio Nacional, en especial del Palacio de la Zarzuela. En su ausencia habría que destinar dinero a ello, en otras partidas de diferentes Ministerios.

Por último, y esto ya es una apreaciación personal, una apertura del debate de Monarquía o República en estos momentos dañaría aún más la imagen de España en el exterior. Que con la crisis que tenemos, y en la que todos tenemos que aportar esfuerzos enormes para la solución de los problemas, abramos el melón de la Monarquía, enfrentaría a la población e impediría dedicar los recursos a lo que en este momento necesitamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: