Varas de medir entre Izquierda y Derecha


Ahora que se van a celebrar en las próximas semanas varios procesos electorales en Europa, muchos medios de comunicación se han alarmado por la creciente subida en las encuestas de partidos de extrema derecha, que según ellos ponen en peligro la unidad de Europa y la “paz social” de los países de la Unión.

Hacen referencia al Frente Nacional, partido francés que en las elecciones presidenciales ha obtenido un resultado del 18%. Asimismo, se hacen eco de los resultados anteriores de otros países como Finlandia (Nuevos Finlandeses, 19%), Italia (Liga Norte, 8 %), Alemania (testimonial), Austria (18% de 2 partidos diferentes), Bélgica (8%), Bulgaria (10%), Hungría (16%), Holanda (15%), Noruega (23%), Suecia (5%) …

Las previsiones en otros países según los estudios de opinión apuntan asimismo a un crecimiento de votos de esos partidos. El análisis de las cifras es  claro y no admite discusiones, aunque respecto al futuro, una encuesta es sólo un número más, hasta que se cumple (o no) el pronóstico.

El problema es que los mismos que creen que la extrema derecha es perjudicial para su país y por ende para Europa, no aplican el mismo rasero en el “lado contrario”, pues la extrema izquierda también se beneficia del desastre ocasionado por los diferentes gobiernos de izquierda que hasta hace 5 ó 10 años había en la mayoría de países de Europa.

Veamos los resultados de la extrema izquierda. En las recientes elecciones presidenciales francesas, el Partido Comunista Francés ha obtenido un 12%. En Portugal, el equivalente PCP, un 8% y el Bloque de Izquierdas, un 5%. En Croacia, 32%. En República Checa, el 11%, Alemania, más del 10%, En Grecia, cerca del 12% con 2 fuerzas políticas, Italia, 3%, Moldavia, 40%, Rusia, 20%.

En España, IU obtuvo en las elecciones generales del pasado mes de Noviembre, el 7%, sin contar con las “marcas” independentistas de algunas regiones; no hay un partido de extrema derecha con representación.

El comunismo, afortunadamente fuera de combate aunque aún vigente en algunos países, (Cuba, China, Corea del Norte) no es la panacea sino una ideología trasnochada, perjudicial para el bienestar y la libertad del ciudadano. Si queremos alertar de la posibilidad de que la extrema derecha tenga cuotas de poder, advirtamos igualmente del peligro de que el comunismo, responsable de matanzas, genocidios, pobreza y falta de libertades, se haga asimismo con gobiernos europeos o modifique sustancialmente las propuestas de los elegidos para gobernar.

Una vez más se comprueba la hipocresía de los que denuncian los resultados electorales cuando no les interesan pero no dicen nada de los regímenes comunistas que aún perviven. Además, en algunos casos son complacientes con los abusos de la libertad de los individuos en aquellos países de cuya ideología marxista hablan maravillas.

Cómo olvidar las flotillas de ayuda al saharaui, las declaraciones de nuestros intelectuales a favor de la Cuba de los Castro o la lucha palestina. Mientras, callan por las torturas en China, los asesinatos de homosexuales en Irán o las inseguridades jurídicas en tantos países de América Latina.

Fuentes:

http://www.historiaelectoral.com/inter2.html

http://www.parties-and-elections.de/index.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: