40 años no es nada.


Por una vez, aunque espero que no sea la primera de muchas, voy a hablar de mi. Justo hoy se cumplen 40 años del día en que se casaron mis padres, 24 de Mayo de 1.973.

Durante estas 4 décadas ha habido de todo. Noticias buenas (nacimientos, bodas, dineros) y malas (muertes familiares, algún achaque sin importancia), pero siempre en compañía uno de la otra. Es maravilloso que las 2 personas durante tantos días juntos, pese a la diferencia de amor y comunicación del primer día, sigan teniendo las ganas de estar juntos.

Observo que con el paso de los años, al estar ambos jubilados, están todo el día juntos, y no hay tantas cosas que contarse. Cuando trabajas o has de cuidar a los hijos hay menos tiempo para uno mismo y las ganas de hablar son distintas. Se aprovecha el poco rato que tienes disponible. Ahora, con tanto tiempo libre, ellos lo comparten de otra manera.

14.610 días (me parece que he contado 10 bisiestos): de levantarse y acostarse. Días de viajes, de tranquilidad, de cuidar hijos y nietos. Ahora los días ya son todos iguales, con independencia de si hay festivos, días más cortos o noches largas desde las 5 de la tarde. De vez en cuando me dicen: “pues no sé qué día de la semana es”.

350.640 horas: En este tiempo se pueden hacer muchas cosas. Sueños cumplidos, cambio de pañales, visitas al médico, la compra del mes, o incluso cositas de mayores. Reloj, no marques las horas.

21.038.400 minutos: Un minuto es mucho tiempo; en sólo 60 segundos puedes programar un video, leer un artículo de periódico, reirte con varias fotos antiguas de los hijos o recordar cuando ibas paseando deprisa, y recorrías en 1 minuto lo que ahora te lleva 3.

1.262.304.000 segundos: 1.200 millones. Esto en euros es 7.586.600, jejeje. Ojalá te dieran una peseta por cada segundo que has estado casado. En estos 40 años, mis padres tendrían la friolera de 7 millones de Euros.

En fin, que con esta pequeña reflexión quiero hacer un homenaje a los que me han “hecho”, educado, mantenido y querido. Ellos se merecen ahora disfrutar de la vida. Aunque siempre lo merecen, es ahora cuando se necesita que las preocupaciones sean menores y te puedas dedicar a ser feliz.

Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Pedro Luque
    May 25, 2013 @ 01:14:51

    Como dice el refrán: “Es de bien nacido, el ser agradecido” y sin duda tú lo eres. No hay más que ver la “trabajera” que te has tomado de calcular, los día, horas, minutos y segundos, que tus padres llevan de estar felizmente juntos. Te pido el favor de que le hagas llegar, aunque yo no los conozco, mi felicitación por este 40 aniversario y mis deseos de que al menos continúen felices juntos otros 40 años y más los que Dios quiera. Un abrazo.

    Responder

    • hdayala
      May 25, 2013 @ 13:19:58

      Buenos días, Pedro.
      No siempre hay que meterse con la gente y sacar un poco de bilis. A ver hace falta sosiego y acordarse de la gente que te rodes, sobre todo la más cercana.
      Gracias por tu nueva aportación. No sé a cómo está el kilo de mensajes.

      Responder

  2. Anónimo
    May 26, 2013 @ 11:09:21

    Lo mejor del matrimonio que perdura es la relación de complicidad que se establece entre ambos. La pasión se difumina, el amor se estabiliza; pero la relación se agranda en un mar de pequeñas cosas que conducen a la felicidad.
    Felicita a tus padres de nuestra parte y tu recibe la felicitación por comprender lo que realmente es la relación de pareja.

    Responder

  3. Anónimo
    Jun 03, 2013 @ 10:20:54

    Puedo decir que he sido parte de esta pareja Y que han estado siempre muy unido y muy pendiente de sus hijos y de su familia los quiero como si fuera algo mío qué bonito es que los hijos estén si siempre pendiente de sus padres y vosotros estáis siempre pensando en hacer los muy felices gracias no cambies nunca estás siempre tan unidos como estáis a hora que Dios les tenga muchos años para poder seguir haciendo tantas cosas buenas como estáis haciendo vosotros Yves crece a su preciosa nietas

    Responder

  4. Ángel Zurita
    Jun 10, 2013 @ 19:16:55

    Así me imagino yo, aunque las fuerzas flaqueen y los obstáculos no tengan cuenta. Lo que es se me imagina como lo que se quiere ser, no como lo que se consigue. Por eso el mejor epitafio. -sin prisa- se me antoja resumido en dos verbos: QUISO y AMÓ.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: