Memorias de Ny 4 – La comida (y II)


Seguimos analizando la comida en Nueva York.

Perritos: No he llegado a comer ningún perrito caliente fuera de los habituales de los puestos callejeros, pero es recomendable que si te gustan mucho, acudas a alguno de los típicos restaurantes de aspecto estadounidense, ya que los suelen hacer con un pan delicioso, algo de verdura y no sólo con la salsa habitual.

Bagels: Esta comida es muy interesante. Es un pan redondo, con un agujero, del estilo de un donuts. Suele estar recubierto de sésamo, sal, especias … pero a mí me gusta más sin nada, pues según lo que tenga encima te elimina el sabor del relleno
Este pan, abierto por la mitad, es rellenado por un montón de cosas. Trozos de carne con mayonesa, ensalada con pepinillos dulces y más variedades.
Nosotros pasamos de casualidad por un restaurante pequeño, pero con una comida de gran calidad. Tienes la posibilidad de pedirte asimismo ensaladas (de las que más tarde opinaré) y un armario congelador con gran variedad de bebidas. Me encantó un té de frutas, muy refrescante.

Restaurante Murray’s Bagels: Varias direcciones. En el que comí está situado en la 8ª con la 24. En la puerta tiene un banco azul para sentarte.

bagel del restaurante murray

bagel del restaurante murray

He visto hace pocos días en Madrid que en los puestos de Dunkin Donuts los venden. Creo que son los mismos, porque la “carta” es muy parecida a la de NY.

Comida para llevar: En Nueva york es muy chocante ver a todo tipo de gente, pero sobre trabajadores de las empresas cercanas, acudir a la hora del almuerzo a unos comercios que están situados cerca de algunos de los parques que hay diseminados por toda la ciudad. Son muy recomendables si hace buen día y te apetece comer en un parque o no tienes mucho tiempo o dinero para sentarte en un restaurante. La calidad precio, sobre todo si no comes en grandes cantidades lo hacen original y sano. Disponen de mostradores con ensaladas, comidas preparadas caseras y estantes con muchos refrescos.

Ensaladas: Con una base de lechuga a elegir entre diferentes tipos, vas eligiendo después entre una gran variedad de ingredientes adicionales (topings); con todo ello, hacen una ensalada que remueven y aderezan en unos grandes cuencos, donde todo se mezcla de forma rápida. Te lo envasan y a disfrutar.
Platos: También tienen comida casera como filetes de pollo, toda clase de pasta, verduras o pescado. La suelen vender al peso, con lo que al ser autoservicio, te llenas lo que quieras, y no te cobran por el alimento en sí, sino el peso total del recipiente. Cuando llevas varios días, agradeces algo diferente.

Restaurante AppleBees: Este nombre es el de otra cadena de restaurantes en la zona de Nueva York y alrededores. Yo estuve en uno situado dentro del Outlet de Jersey (a media hora en autobús del centro de Manhattan) y en otro en la esquina de la 50 con la 7.  En el primero nos sirvieron, entre otros platos, un trozo de carne magnífico, en su punto y con acompañamiento de champiñones y  patatas fritas buenísimas. Había una oferta de menú para 2 personas no muy golosas por un precio interesante.

En el del centro recomiendo que si se puede, se suba a la planta de arriba, en la zona de los ventanales, donde tienes una vista del bullicio de la calle. Los sándwiches también son muy buenos, con pan crujiente, raciones abundantes y buena atención.

Logotipo del restaurante applebee's

Logotipo del restaurante applebee’s

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. viejecita
    Ago 18, 2013 @ 17:50:43

    Me divierte mucho la reseña, pero me da la sensación de que en N.York, aunque hubiéramos estado al mismo tiempo, a la hora de comer rara vez hubiéramos coincidido.
    Porque nosotros íbamos a almorzar a restaurantes de barrio, por la zona de la 10ª, cerca ya del Columbus circle, donde vivía nuestro chico. Sitios tranquilos, con comida reconocible, con manteles blancos, y mesas separadas, y allí que nos íbamos un día tras otro mientras el chico iba a su trabajo.
    Y luego en cambio, él se empeñaba en que fuéramos a los restaurantes oficialmente buenos, ( los que recomendaban los del Vogue, el Zagat; tipo Per Se, el Daniel, el Nobu… ). Y en esos, en mi opinión, les pasa como a los sitios famosos de aquí, que no reconoces lo que comes, que te ponen un plato medio vacío, y que encima te cobran una fortuna . Para mí, sólo se salvaban entre ellos el “River Café”, y el “Sea “…

    Se nota muchísimo en eso la diferencia de edad, que ustedes son muuuuucho más jóvenes, y eso, a la hora de elegir un sitio para comer,imprime carácter.
    Pero me encanta ver donde va ahora la gente joven, y le agradezco muchísimo la invitación especial.

    Responder

    • hdayala
      Ago 18, 2013 @ 18:09:47

      Suele influir mucho la época del año, la zona donde te alojas e incluso los horarios, pues algún día sales pronto y estas cansado a media tarde y en cambio otro no madrugas y puedes cenar en sitios alejados de tu hotel.
      Me pasa lo mismo que a ud. en el sentido de obviar los sitios caros e ‘imprescindibles’.
      Encantado de dedicarle mi entrada de hoy. Con gusto.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: