el pp o la nada


“El pp o la nada”: esa frase, pronunciada por María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular, resume gran parte del congreso celebrado por el pp hace unos días en Valladolid. A las puertas de 1 año y medio de continuas convocatorias electorales, la realidad, más o menos retórica, es la que expresaba Cospedal, aunque la forma de expresarlo pueda sonar extraña o contraproducente.
Los que tenemos inquietudes políticas, y más si pertenecemos a un partido, solemos caer en los ‘típicos tópicos‘ cuando comentamos lo que puede ocurrir en comicios futuros. No seré menos en esta ocasión.
Las elecciones europeas siempre se han considerado de segundo orden y no se les da mucha importancia. Es habitual ver los colegios electorales vacíos, con campañas electorales descafeinadas en cuanto a la idea de EUROPA. La culpa es compartida.

  • “Europa”, como amalgama de poderes públicos y políticos, no ayuda a que la gente entienda (yo el primero) las necesidades y ventajas de un proyecto común, al que cada país va cediendo cada vez más soberanía, más competencias y cuotas de decisión sobre temas que afectan directamente al día a día de los ciudadanos que formamos una unión económica, y también de otros aspectos comunes.
  • Los partidos políticos españoles, en su afán por defender sus políticas nacionales (Gobierno) o vender un voto de castigo (oposición), obvian el gran trasfondo que suponen estas elecciones.
  • Aunque el voto es el fin único de las elecciones, siempre hay una tentación clara de los ciudadanos (al menos en España) para premiar a partidos no tradicionales, pues se cree falsamente que una menor representación del partido habitual no afecta al día a día; en realidad, la importancia de Europa da más relevancia al voto. Cada país tiene su tradición, idiosincrasia e ideales propios, pero en todos se repite una constante: los 2 ó 3 partidos nacionales que, en el conjunto de Europa, comparten grupo político, y suelen defender casi siempre un proyecto común, con independencia del país al que representen.

Considero que una defensa de los intereses de España por parte de unos parlamentarios integrados en partidos importantes es un activo, mientras que grupúsculos aislados, y que sólo defienden sus intereses territorialeso incluso atacan a sus propios ciudadanos, resultan contraproducentes para el interés general.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: