¿ EUROVISIÓN = Horrovisión ?


Después de varios meses sin escribir directamente, vuelvo a la carga.

En esta ocasión, de forma excepcional, no voy a tratar DIRECTAMENTE de la política, pese a que es el tema que me gusta exponer en este mi rinconcito de la red. Aún así, y como explicaré más tarde, todo lleva a la política, y de una u otra manera, en el razonamiento la usaré para justificarme.

Esta noche se celebra en Estocolmo una nueva edición del Festival de Eurovisión. No soy precisamente fanático de este certamen, pero sí es verdad que suelo ver las votaciones si me pilla en casa (aunque no hago el esfuerzo de “estar” para verlo).

Puede ser que la influencia del anterior presentador habitual de la retransmisión en España, José Luis Uribarri, me haya marcado, pero voy a exponer unos puntos de vista que, para bien o para mal, son reflejo de la sociedad de hoy en día.

  • No comparto la decisión de este año de que la cantante “Barei” defienda su actuación con una canción en inglés. Espero equivocarme, pero ¿sólo existe el inglés?. ¿Acaso el idioma del tema en cuestión es lo que marca?

Si después del certamen se demuestra que el idioma es clave a la hora de ganar o tener un buen puesto, significará que la valoración real del cantante es secundaria (como llevo diciendo desde hace años … seguid leyendo)

  • Desde que Europa ha incrementado el número de Países, se produce un fenómeno (bien explicado por Uribarri) que, por inevitable, hace que la “pelea” de los Países participantes sea por bloques geográficos o sentimentales, y eso desvirtúe, en mi opinión, una verdadera competición.

Hago aquí la mención directa a la política: los países que comparten cultura, idioma propio o frontera, tienden como comenté antes, a beneficiarse del vecino, que no duda en apoyar a quien tiene al lado.

  • La ficción supera a la realidad: Aunque entiendo es inevitable rentabilizar cualquier acontecimiento, ya sea musical o deportivo, me parece que al igual que con los Campeonatos de Fútbol o Fórmula 1, se ha convertido a este Festival anual en un espectáculo.

No podemos comparar los Festivales de los años 60 con los que ahora se celebran. Las redes sociales, la mejora de los aparatos de televisión y la globalización, hacen posible que todos, sin necesidad de acudir al escenario, puedan ser partícipes del espectáculo. Pero se corre el riesgo de que la valoración que antes se hacía de la actuación en sí misma, derive en un conjunto de decisiones que no tienen nada que ver con la música.

¡ SUERTE, BAREI ! ¡ SUERTE, ESPAÑA !

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Pedro Luque Sancho
    May 15, 2016 @ 02:04:33

    Estimado Héctor, como siempre tienes razón también con esto de EUROVISIÓN, se ve a simple vista que todo esto es o parece un montaje, así José Luis Uribarri, tal vez sin proponerselo lo dejaba entrever. No es casualidad, que por muy experto que se sea en una materia, se vayan acertando un porcentaje casi pleno del resultado de cada votación, previendo cual iba a ser la puntuación de tal o cual país. Yo como tú no me “mola” este certamen de canto, es raro que lo vea algún año.
    Celebro tu regreso, pues ya te echábamos de menos. Un saludo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: